Claves para entender y aplicar la gamificación a tu estrategia de marketing

61 Flares 61 Flares ×

¿Poner a clientes y colaboradores a jugar PacMan para mejorar la lealtad a tu marca? Bueno, sí y no.

Por Emanuel García

Gamificación es otro de esos términos de moda que se pensaría como uno de esos temas que sólo salta en la mesa de discusión de agencias hipster. Pero vamos, no se trata sólo de una moda. De hecho, la gamificación está presente en muchas acciones de marketing sin estar planificado como tal, porque en realidad está presente en muchísimos aspectos de nuestro diario vivir.

¿Y qué es la gamificación?

Una respuesta sencilla es decir que es aplicar principios de juego como retos, recompensas, niveles, puntos, clasificaciones, juego individual y en equipo, entre otras, a nuestras acciones de marketing. Al final las conductas de competencia y sentimientos de participación y pertenencia, son inherentes al ser humano por razones biológicas y ambientales. Por lo que la gamificación es una herramienta muy útil para conectar y cumplir objetivos de marketing entre audiencias cada vez más activas y con necesidades más altas de participación y entretenimiento.

Pero, ¿y cómo funciona la gamificación?

Una manera de explicarlo es a través de la Teoría del prospecto o Prospect Theory, postulada por el ganador del Nobel en Economía (lo ganó precisamente por dicha teoría) Daniel Kahneman. La teoría básicamente explica que si las personas ven pequeños incentivos extra, harán a su vez un esfuerzo extra; sumado a lo anterior, si identifican riesgos que al mismo tiempo son motivacionales, se inclinan por la opción del riesgo en contraste con las otras que no lo poseen.

Por lo que aplicar gamificación de manera efectiva implica proponer retos al usuario, que a su vez sean motivantes. ¿Cómo?: despertando actitudes de competencia, pertenencia, identificación y riesgos controlados. Y el ingrediente final y esencial: entretener.

La gamificación también tiene comprobados resultados en influir y modificar la conducta y actitudes de las personas, ya que hay un entrenamiento a través de las actividades de gamificación. En ejemplo muy sencillo es el e-learning y las aplicaciones populares para idiomas como Duolingo. Otro ejemplo es un estudio publicado el año anterior, el cuál logró entrenar a los participantes de la investigación para que tomaran decisiones de alimentación saludable y, por ende, a bajar de peso.

Ventajas y beneficios al usar la gamificación en tus estrategias de marketing

Ya que la información anterior estuvo un poco densa, voy a recapitular las ventajas y beneficios de la gamificación:

-Mejora la experiencia de usuario al implementar acciones que entretengan y a la vez incentiven actitudes de reto y búsqueda de recompensas.

-Aumenta la conexión con tu marca, al despertar emociones de participación, identificación  y sentirse parte de. Por lo que la conexión puede producir fidelización.

-Al usar esta técnica con tus colaboradores, aporta a que se asimilen valores y actitudes organizacionales deseados en estos, a través de emociones positivas.

-Aporta a influir, modificar o incorporar nuevas actitudes (sea de compra o uso de de productos y servicios).

Claves para incorporar técnicas de gamificación en tu estrategia de marketing
1. Identificar qué se puede gamificar

No todos los objetivos, estrategias y tácticas de tu estrategia se puede gamificar. Por ejemplo, posicionar o aumentar exposición de marca quizás no sea de los mejores objetivos para gamificar. Pero dar a conocer un nuevo producto, captar leads puede que brinden mayores posibilidades.

2. Define objetivos conductuales, actitudinales y motivacionales

Ok, tenemos objetivos de marketing que queremos gamificar, por ejemplo, aumentar las ventas de un producto determinado en tu tienda online. Debemos definir los siguientes sub objetivos de gamificación:

-Emociones que se buscan despertar

-Enfoque del entretenimiento

-Cómo motivar al usuario

-Cambios actitudinales y/ o conductuales esperados según sea el caso.

3. Determinar nivel de complejidad y motivacional

Todos los públicos son diferentes, por características básicas de uso de nuevos tecnologías, consumo de contenidos digitales, intereses de acuerdo a rangos etarios, entre otras. No podemos aplicar la misma gamificación a públicos distintos aunque tengamos el mismo objetivo de marketing con ellos.  En este punto es importante hacer preguntas como: ¿Debo aplicar dinámicas de juego o mecánicas de juego?

 

 

Emanuel García Jiménez
Soy periodista y relacionista público de profesión, marketero por instinto, emprendedor por convicción, viajero por pasión, y muchas otras cosas que no caben acá.
61 Flares Facebook 0 Twitter 0 Pin It Share 1 Google+ 6 LinkedIn 54 61 Flares ×