Internet de las cosas y marketing: las posibilidades y retos que vienen

83 Flares 83 Flares ×

Cada vez más cerca de lo que pensamos, el internet de las cosas puede mejorar el vínculo entre marcas y personas; siempre mediado por las experiencias y los contenidos de calidad.

Por Emanuel García

Ya no parece tan descabellado o de ciencia ficción tener pronto una casa inteligente. Bueno, ya Google presentó la suya el año anterior y aún no la tenemos todos, pero vamos hacia ahí: el internet de las cosas.

El internet de las cosas (internet of things IOT en inglés), es una serie de tecnologías que permite que dispositivos y objetos de nuestra cotidianeidad (en el hogar, en el trabajo) estén conectados a internet y puedan comunicarse entre sí, creando un ecosistema de mayor interactividad y conectividad. Y no sólo incluye aparatos que desde siempre han estado conectados a internet (dispositivos móviles o wearables), sino que también aquellos que antes no lo estaban (la estufa, el refrigerador).

La definición anterior es propia y puede ser algo sencilla para todo lo que engloba el internet de las cosas, un mercado que apenas arranca. Y como marketeros lo que nos importa es que ya está en camino.

Esta infografía de Harbor Research resume muy bien de qué va el internet de las cosas, y el tamaño del mercado en la actualidad y una proyección para 2020.

Ahora bien, vamos con las posibilidades que el Internet de las cosas nos brinda para mejorar la relación con las comunidades de nuestra marca:

1. Nuevos formatos, canales y dispositivos donde llevar nuestro contenido de marca

Con el internet de las cosas ya no podemos pensar que vídeos, imágenes, infografías y demás contenidos de marca serán consumidos únicamente por medio de smartphones, tablets o computadoras. Desde el momento en que pensamos nuestra estrategia, debemos pensar los distintos formatos y canales a los que se deben adaptar los contenidos. ¿Qué tal que la estufa lleve contenido de marca con recetas a los usuarios?

2. Timing y location

¿Qué contenido quiere el usuario? ¿En qué formato? ¿En qué canal-dispositivo? De nuevo debemos prepararnos para repensar y valernos de los datos que se tendrán disponibles para responder a las preguntas anteriores. En la actualidad, con las redes sociales, aplicaciones y dispositivos móviles, nos sentimos muy cómodos y confiados en responder esas preguntas. Pero con el internet de las cosas se amplía la gama de respuestas posibles. Pero no que no cunda el pánico, la clave es contar con la mayor cantidad de datos que nos permita conocer a nuestras comunidades y sus hábitos de consumo en detalle.

3. Experiencias, cosas y contenidos cada vez más relevantes

Debemos pensar los productos y servicios junto con los contenidos de marca, como una sóla ecuación que brinda experiencias de calidad a los usuarios de acuerdo a sus intereses y necesidades. Los usuarios exigirán experiencias de calidad, cercanas y que aporten valor para conectar con una marca. En síntesis, si dejan entrar una marca en su vida, esta debe ser relevante.

4. Atención al cliente

Este es un tema crítico para las marcas en la actualidad. Muchas aún sacan nota roja en atención al cliente cuando se trata de aspectos como la inmediatez y la calidad de las respuestas. Pues con el internet de las cosas la inmediatez será un must aún más fuerte. La estrategia de marca en atención al cliente debe contemplar nuevos canales y formas de comunicar con sus públicos.

5. Privacidad y seguridad de datos de usuarios

En ese gran ecosistema conectado en el que participan personas, marcas y cosas, la privacidad y seguridad de los datos de los usuarios es vital. Así como cada vez tendremos más al detalle y en tiempo real información (que el usuario haya aceptado brindar) ya no sólo de hábitos de compra de nuestros productos y servicios, sino que también de estilos de vida en general, debemos tener los protocolos, políticas y tecnología para garantizar la seguridad de esa información.  

 

Emanuel García Jiménez
Soy periodista y relacionista público de profesión, marketero por instinto, emprendedor por convicción, viajero por pasión, y muchas otras cosas que no caben acá.
83 Flares Facebook 0 Twitter 0 Pin It Share 4 Google+ 46 LinkedIn 33 83 Flares ×